Progesterona evitaría partos prematuros

Progesterona evitar a partos prematurosEn los últimos años, ha aumentado notoriamente la tasa de partos prematuros. Sólo en EE.UU. cerca de medio millón de bebés nacen cada año antes de tiempo. Aunque los avances médicos permiten salvar cada vez más bebés que nacen antes de la semana 37 de gestación, los doctores buscan cómo evitar que una mamá dé a luz antes de tiempo.

Ahora puede haber un importante aliado: la progesterona. Según el estudio realizado por un médico de Carolina del Norte en EE.UU., esta hormona logró evitar un número significativo de partos prematuros entre pacientes que presentaban embarazos de alto riesgo.

El doctor Paul Meis del centro médico Baptist de la Universidad de Wake Forest señaló que los resultados fueron tan dramáticos, que decidieron suspender antes de tiempo el experimento para beneficiar a todas las pacientes.

La progesterona es una hormona que se encarga de suavizar el revestimiento del útero para que pueda albergar al óvulo fertilizado. Es decir, permite que el embrión 2anide» en el útero.

Con inyecciones semanales de dicha hormona, se logró reducir el número de partos prematuros en un 34% entre las 306 embarazadas de alto riesgo que participaron en la investigación. Otras 153 mujeres recibieron un placebo. Todas ya habían dado a luz prematuramente en un embarazo previo, algo que es considerado el factor de riesgo más alto cuando se evalúa si una futura mamá acaso dará a luz antes de cumplir 37 semanas de gestación.

Las inyecciones de progesterona no son un invento nuevo, pues suelen recetarse a mujeres que se hacen tratamientos de fertilidad o que están en la menopausia. Suelen ser un poco molestas ya que generalmente son a base de aceite.

Los bebés prematuros cada vez tienen mejores perspectivas de una vida normal, pero tienen un riesgo mayor de sufrir problemas neurológicos, de audición e incluso de comportamiento. Además de producir mucha tensión a los padres que deben conformarse con visitar a sus bebés en la unidad de cuidados intensivos neonatales hasta que se desarrollen bien sus pulmones, los prematuros implican un alto costo por concepto de cuidados especiales de salud. Por ejemplo, en EE.UU. los hospitales cobraron en promedio 58 mil dólares por cuidar de cada prematuro, comparado con los poco más de 4 mil que costó atender a un recién nacido que completó su periodo de gustación.

Se cree que el aumento de partos prematuros se debe principalmente a que hay más mujeres mayores teniendo bebés y al aumento de la obesidad, pero la verdad es que hasta en la mitad de los casos los médicos no saben porqué a algunas mujeres se les adelanta tanto el parto.