¿Está listo para comer sólidos?

cheerios ready for solids large

Muchos padres se apresuran innecesariamente en darle comidas sólidas a sus bebés. Sin embargo, los médicos de Estados Unidos coinciden en que durante el primer año, el principal alimento del bebé debe de ser la leche materna o la fórmula láctea. Es más: investigaciones recientes señalan que darle sólidos al bebé demasiado temprano puede gatillar alergias más adelante en los niños. Por lo tanto, no le des comida a tu bebé antes de los 4 meses.

Alrededor de los 5 ó 6 meses de vida, los bebés pueden empezar a incorporar más alimentos a su dieta, como cereal de arroz para bebés, puré de manzana o diversas papillas. Claro que hay que cuidar es que la comida esté bien molida. Además, hay que estar atento para detectar si algún alimento le produce alergia. 

Asimismo, hay muchos alimentos que no se recomiendan antes de que el bebé cumpla un año, como la clara de huevo, fresas, frambuesas, pepino, lechuga, cacahuate o maní, leche de vaca (pero yogurt se puede si lo aprueba el pediatra), miel, pescado, chocolate, sodas y tomate.

No te preocupes, eso sí, si tu bebé demora en aprender a comer. Esto es completamente normal. Al principio incluso pondrá cara de asco y probablemente escupirá la comida, pero de a poco se acostumbrará. Una vez que sea feliz comiendo, puedes ir cambiando la textura de los alimentos para que aprenda a masticar (si no tiene dientes, no es problema, porque puede "masticar" con las encías).

Las señales de que tu hijo o hija ya puede comer alimentos sólidos son:

  • Ya puede sostener su cabeza
  • Se puede sentar con ayuda
  • Dobló su peso de nacimiento
  • Ya puede llevarse objetos a la boca, como un mordedor
  • Observa con interés a otras personas cuando éstas comen e intenta llevarse comida a su boca
  • Al ofrecerle comida en una cuchara, la acepta y no se atraganta
  • La comida la logra mantener un poco en la boca, sin escupirla ni eliminarla con la lengua

Si tienes dudas, por favor consulta al pediatra, ya que cada bebé es distinto. Si hay antecedentes alérgicos en tu familia, puede ser que incluso te recomiende esperar un poco más. Sin embargo, no es conveniente postergar mucho el proceso de presentarle comidas sólidas al bebé más allá de los 7 u 8 meses, ya que puede ser que rechace los alimentos.