Ayuda a que tu hijo cuide sus dientes

Los niños están enfrentando una epidemia silenciosa de enfermedades bucales en los Estados Unidos. Las caries dentales son la enfermedad crónica más común en la niñez (cinco veces más frecuente que el asma). Lo preocupante es que los hábitos deficientes de higiene dental en los infantes pueden afectar seriamente su salud y bienestar general. Un informe del gobierno de EE.UU. incluso estima que cada año los niños pierden más de 51 millones de horas de la escuela por enfermedades relacionadas con la higiene bucal.
Una encuesta reciente parece arrojar luces sobre las razones de este creciente problema. Según el programa Crest Healthy Smiles 2010, 61 por ciento de los niños se cepillan los dientes durante un minuto o menos y el 41 por ciento se lava los dientes una vez al día o incluso menos.
«Estos resultados indican una creciente crisis de salud oral que está afectando a nuestros niños. Una manera de cambiar estas estadísticas es que los padres se involucren más en las rutinas del cuidado oral de sus hijos. Al convertir el cepillado en una actividad familiar, los padres hacen que sea divertido para los niños», señaló la dentista pediátrica de Los Ángeles, Jennifer Holtzman.
La doctora Holtzman recomienda que los niños cepillen sus dientes dos veces al día durante dos minutos con una pasta dental con flúor, que usen seda dental diariamente y que visiten al dentista dos veces al año para chequear su dentadura.
Resultados de la encuesta
Estos son algunos de los resultados que arrojó la encuesta:
–61% de los niños sólo se cepillan durante un minuto o menos (en vez de los dos minutos recomendados)
–41% sólo se cepilla una vez al día
–67% se van a la cama sin cepillarse
–Sólo el 51% de los niños usa el hilo dental
–62% de los niños confesó que sus padres insisten en el cepillado
Más consejos para los padres

  • Nunca dejes que tu hijo se vaya a dormir con un biberón con leche, jugo u otra bebida dulce
  • Lleva a tu hijo a un odontopediatra (dentista especializado en niños) seis meses después de que le salga su primer dientecito
  • Cuida la alimentación de tu hijo: los caramelos y dulces hay que limitarlos
  • Si el agua de tu ciudad no contiene suplementos de flúor, pregúntale al pediatra o al dentista si te recomienda darle algún suplemento extra a tu niño.